Escuela Bitácoras

15 mitos de la lactancia materna

11 diciembre 2017

Por Alejandra Melús.

Son muchos los mitos y bulos que pueden alterar y condicionar una adecuada lactancia materna, por lo que estar bien informado y conocer cuáles son las bases científicas y los últimos estudios sobre este tema, pueden proporcionarnos la seguridad de estar realizando en cada momento lo adecuado.

En este artículo descubriremos muchos de estos mitos y cómo desterrarlos según las bases científicas y las distintas teorías:

  1. La lactancia modifica la estética del pecho. No, son el embarazo y la gravedad los que modifican el pecho.
  2. Las madres con un pecho pequeño no tienen suficiente tejido mamario para amamantar. No, el tamaño del pecho no condiciona la lactancia.
  3. Yo daré el pecho si lo consigo y tengo leche. Igual que confiamos en que el resto de los órganos de nuestro cuerpo funcionan, ¿por qué no podríamos dar de mamar?
  4. He tenido una cesárea, me va a tardar más la subida de leche. La separación de la placenta del útero es el proceso que activa el mecanismo por el cual se activa la producción de leche, por lo que esto sucede de igual modo haya parto vaginal o cesárea.
  5.  Amamantar duele. No debe haber dolor, si es así, se debe consultar con un profesional.
  6. Déjale dormir que dormir también alimenta. El sueño es muy importante, pero lo que hace que un bebé gane peso es su alimentación.
  7. Mi leche es aguada. Todas las leches son en un 80-90% agua, y aunque su apariencia es aguada, están repletas de nutrientes, vitaminas y grasas.
  8. El sacaleches mide la cantidad de leche que produzco. El sacaleches saca la leche que hay en los conductos pero no activa los mecanismos de producción.
  9. Mi leche es de mala calidad porque mi bebé no aumenta de peso. La calidad de la leche siempre es buena.
  10. Si mama más de 10 minutos es que te usa de chupete. Las madres no son chupetes, sino que los chupetes son malas réplicas de los pezones de la madre.
  11. Tienes que dar en cada toma de los dos pechos para estimular la producción de leche. Con un sólo pecho al inicio los bebés tienen de sobra.
  12. Las madres lactantes no pueden hacer deporte porque si leche va a tener demasiado ácido láctico. El deporte es perfectamente compatible con la lactancia.
  13. Las madres lactantes tienen que consumir mucha leche, por el calcio que contiene. Si esto fuera cierto, las vacas beberían leche para producir más.
  14. Según pasa el tiempo y el bebé crece, la leche materna se convierte en agua y ya no alimenta. La leche materna va modificándose según las necesidades nutricionales del niño.
  15. Los alimentos que tome la madre lactante pueden dar mal sabor a la leche. Los alimentos sólo tiñen el sabor y hacen que varíe un poquito, facilitándonos después la introducción de los alimentos.

De todo estos mitos y de muchos más (¡¡hemos contado hasta 50!!) nos habla en profundidad Alba Padró, Asesora de lactancia del grupo Alba Lactancia Materna e IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant), durante su curso “Lactancia materna” de la Escuela Bitácoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *