70 cursos por sólo 89€ Ver Oferta →

Para muchas familias, los comedores escolares son un recurso imprescindible. Las obligaciones laborales provocan que muchos padres no puedan sentarse a la mesa con sus hijos cada mediodía. Sólo en España, cerca de 2 millones de niños comen a diario en sus escuelas. Es una solución y un alivio para quienes no tienen alternativa, pero no un remedio para todas las preocupaciones. Es natural que surjan nuevas inquietudes. ¿Sabemos cómo se alimentan allí? ¿Estamos seguros de que se les ofrece un menú ajustado a sus necesidades, con alimentos frescos y saludables? Y sobre todo, ¿qué hacer cuando no estamos satisfechos y deseamos plantear algún cambio?

Estas preguntas y muchas otras rondan la cabeza de miles de padres. De hecho, no hay semana en la que no leamos noticias relacionadas con movilizaciones para introducir mejoras en los comedores escolares. Sin embargo, no todos los casos aparecen los medios. También hay familias que no están conformes con la propuesta de su comedor, pero terminan resignándose y aceptándola sin más. Unos creen que no tienen derecho a decidir sobre el menú, que es un lo tomas o lo dejas. Otros piensan que el proceso para conseguir cambios es largo, complejo y con escasas posibilidades de éxito. Entender los mecanismos legales es vital para conocer nuestros derechos y cómo hacerlos efectivos.

¿Qué dicen las leyes españolas sobre el menú de los comedores escolares?

LOECE, LODE, LOGSE, LOCE, LOE, LOMCE... la sucesión de leyes orgánicas en las últimas cuatro décadas ha generado en España una peligrosa inestabilidad en materia educativa. Curiosamente, el texto que regula el funcionamiento de los comedores escolares mantiene su vigencia desde 1992. Se trata de la Orden de 24 de noviembre de 1992, publicada en el número 294 del BOE, el 8 de diciembre del mismo año.

Compete al Consejo Escolar del Centro (...) aprobar los menús, de acuerdo con las necesidades dietéticas de los alumnos.
Orden de 24 de noviembre de 1992 por la que se regulan los comedores escolares.

Ante esta cita de la Orden nos asaltan dos dudas. La primera: ¿quiénes forman el Consejo Escolar? En el curso «Comer en el comedor escolar», el abogado Francisco Ojuelos explica que la composición varía en función de las características del centro. De cualquier modo, en una escuela de primaria, los padres de estudiantes deben ser al menos un tercio de los miembros del órgano. Este porcentaje es suficiente para convocar al Consejo e introducir la cuestión del menú del comedor en el orden del día.

La segunda duda es mucho más difícil de resolver. ¿Cuáles son exactamente "las necesidades dietéticas de los alumnos" a las que hace referencia el texto? Como experto en Derecho Alimentario, Francisco Ojuelos considera que se trata de "un concepto jurídico indeterminado, una fórmula muy abierta con múltiples interpretaciones". Por eso, apoyarnos en la valoración de un profesional de la nutrición puede resultar decisivo a la hora de solicitar cambios en el menú.

Recursos para entender el funcionamiento de un comedor escolar

Si tus hijos asisten a diario a un comedor, en el curso «Comer en el comedor escolar» encontrarás la respuesta a todos los interrogantes que te hayas planteado. Julio Basulto analiza los comedores escolares desde la perspectiva del dietista-nutricionista. Te proporcionará las herramientas para estudiar el menú y el funcionamiento del comedor. Porque al fin y al cabo no sólo es un lugar en el que consumen nutrientes, sino también un espacio en el que desarrollan sus hábitos de alimentación. De ahí la importancia de estar preparados si llega el momento de actuar.

Como hemos visto, el principal problema es que las normativas y los procedimientos no siempre son accesibles. Francisco Ojuelos completa este curso con explicaciones sencillas y recursos prácticos desde el punto de vista jurídico. Sabrás cómo intervenir y obtendrás la información precisa para evitar verte atrapado en un interminable laberinto de papeleos. Las situaciones más particulares, como los casos de niños con alergias o intolerancias, son igualmente sometidas a examen. Un total de 8 lecciones para hacer de tu comedor escolar un espacio seguro y confiable.

Foto: Designed by Freepik

Compartir