Escuela Bitácoras

¿Qué beneficios tiene el uso de la Lengua de Signos con bebés?

28 septiembre 2017

Por Alejandra Melús.

Hoy, 28 de septiembre, se celebra el Día Internacional de la Sordera y por ello nos gustaría hacer especial mención desde la Escuela Bitácoras a la Lengua de Signos.

La Lengua de Signos fue creada para ofrecer una herramienta comunicativa para la población con discapacidad auditiva y su entorno. Con el paso del tiempo, se observó que no sólo era una herramienta enriquecedora y necesaria para la comunidad sorda, sino que también tenía grandes beneficios para la población sin sordera, ya que los niños y los adultos podían enriquecerse de esta herramienta visual y gestual para comunicarse y comprenderse, siendo empleada de manera conjunta con el lenguaje oral y hablado.

La Lengua de Signos aplicada a bebés (Baby Signs) comenzó a emplearse con niños con discapacidad auditiva y otros problemas cognitivos y, poco a poco, se pudieron observar los beneficios con niños sin dificultades de esta herramienta no verbal.

Los estudios demuestran que, al emplear los signos desde una edad temprana, se reduce el nivel de frustración, ya que la comunicación es más rica y los bebés pueden expresar antes necesidades y ampliar sus posibilidades de interacción.

Además, a través de los signos los niños canalizan y expresan mejor sus emociones y se relacionan tanto con sus iguales como con los adultos que les rodean, afianzando así sus vínculos.

El Baby Signs fue creado en Estados Unidos en la década de 1980 por las doctoras en psicología Linda Acredolo y Susan Goodwyn, quienes apreciaron que los bebés utilizaban gestos para representar palabras que no eran capaces de pronunciar. Este descubrimiento dio comienzo a décadas de investigación, muchas de ellas apoyadas por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, demostrando que el Programa Baby Signs trae enormes beneficios:

· Fortalece el vínculo afectivo bebé-adulto
· Mejora la comunicación entre ambos
· Ayuda a la formación de la identidad
· Estimula el aprendizaje de la lengua oral y el desarrollo intelectual
· Favorece el desarrollo de la psicomotricidad y la atención visual (muy importante para la
concentración y el control del espacio)
· Genera complicidad entre el bebé y el adulto

Podemos profundizar en este método de la mano de Ruth Cañadas en su curso «Lengua de Signos para bebés», compuesto por doce lecciones repletas de información, herramientas, canciones y cuentos pensados para los más pequeños y sus familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *