La Asociación Española de Pediatría (AEP) propuso en 2014 marcar una fecha anual para reconocer la importancia del trabajo y la dedicación de los pediatras. Desde entonces celebramos el Día de la Pediatría a comienzos del mes de octubre. La elección en el calendario no es casual: alrededor de estas fechas nacen los bebés concebidos a principio de año. El lema de la jornada en 2018 es "Orgullosos de ser pediatras". En la Escuela Bitácoras nos hemos permitido retocarlo para expresar cuánto nos enorgullece contar con fantásticos profesionales de la pediatría entre nuestros profesores. Podemos decirlo bien alto, ¡estamos orgullosos de nuestros pediatras!

Es cierto que los pediatras tienen motivos para sentir satisfacción por las tareas a la que dedican su vida. Ellos asumen, junto a familiares y educadores, la responsabilidad de cuidar la salud de niños y adolescentes. Su labor va más allá de lo estrictamente físico: también prestan atención al bienestar psicológico, emocional y social de los más jóvenes. En España disfrutamos de un modelo de asistencia pediátrica de calidad internacionalmente reconocida; aunque eso no implica que no haya margen para el progreso. De ahí que los pediatras quieran aprovechar la jornada para reclamar el reconocimiento de las áreas de capacitación específicas pediátricas (ACEs), que actualmente corresponden a veintitrés especialidades. Hoy piden que la Pediatría se considere una especialidad específica e independiente.

La importancia del cariño, el respeto y los cuidados básicos

Carlos González es uno de los pediatras más admirados del país. En el curso «Autoridad y límites» comparte las líneas maestras de su visión de la crianza "¿Para qué has tenido un hijo? ¿Para reñirle y castigarle o para disfrutar y ser feliz?", se pregunta, antes de sugerir que "no pierdas el tiempo tratando a tu hijo como si fuese tu enemigo". La creación y cuidado de vínculos entre padres e hijos son para Carlos cuestiones prioritarias. Y lo son porque influyen en la felicidad, pero también en la salud. Pocas cosas son tan decisivas en el desarrollo y el crecimiento de los niños como gozar de una relación con sus padres construida sobre el cariño, el apego y el respeto.

Saber cómo afrontar los problemas de salud más frecuentes en nuestros pequeños es una garantía de tranquilidad en el hogar. Es lo que aporta Lucía Galán en «Crianza de 0 a 4 años». Hablamos de infecciones respiratorias, fiebre, gastroenteritis... El curso proporciona nociones básicas sobre las enfermedades habituales en los niños y sus síntomas. Tenerlas presentes ahorra tiempo y facilita que los pediatras puedan hacer un trabajo eficaz llegado el momento. En definitiva, consejos profesionales y confiables en una época en la que abunda la información confusa o incluso errónea. "Siempre que consideres que tu hijo debe ser valorado por un pediatra, acude. Estamos para eso", insiste Lucía.

Neuropediatría y fisioterapia respiratoria pediátrica

Hay veces que nuestras preocupaciones como padres tienen que ver con problemas muy delicados, como los relacionados con el neurodesarrollo. Son el tipo de dudas que abordamos en el curso «El Neurodesarrollo. ¿Cómo saber que todo va bien?». Para ello contamos con María José Mas, especialista de referencia en pediatría y neuropediatría. Sus propuestas son el mejor complemento para las indicaciones de tu pediatra. Llevándolas a la práctica podrás seguir y controlar la evolución de tu hijo, interpretando las señales que advierten cuándo es necesario consultar a los profesionales. "Este curso no pretende sustituir a las visitas médicas", subraya María José, "pero entender el neurodesarrollo es muy importante para padres, abuelos, educadores...".

De lo que no se libra ningún niño es de mocos, bronquitis, catarros... Son contratiempos normales en su desarrollo, pero pueden resultar terriblemente molestos. José Luis García es fisioterapeuta pediátrico, experto en fisioterapia respiratoria pediátrica, en terapia manual pediátrica y en neurodesarrollo. Su curso «Fisioterapia respiratoria en casa» es uno de los últimos lanzamientos de la Escuela Bitácoras, precisamente ahora que entramos en la época en que este tipo de complicaciones son más comunes. "Si los niños no respiran correctamente, no pueden moverse correctamente", apunta José Luis, "por eso el apoyo desde casa es muy importante para ayudar a bebés y niños con problemas respiratorios". El curso te dotará de herramientas para prevenir muchos de ellos. Además, te ayudará a desterrar mitos y prácticas poco recomendables.

Foto: Designed by Katemangostar

Compartir